Buscar Propiedades

Opinión mercado de Bodegas: Gonzalo Wolleter Director Comercial ALD Logística

El año pasado fue un año positivo desde el punto de vista económico pero complejo desde el punto de vista operacional, los clientes del rubro logístico aumentaron sus ventas durante el año 2021 y proyectaron inventario en base a esa realidad, lo que se tradujo en una fuerte demanda de espacio concentrada principalmente en centros de bodegajes acondicionados para la operación logística, dejando muy poca o nula disponibilidad, situación de la que no había tenido registro previo.

Lo anterior impulsó a aplicar soluciones dirigidas en dos frentes. Una de ellas consistió en densificar la superficie en operación ya disponible, maximizando los m3 de almacenaje, aprovechando la altura de las naves, instalando nuevos racks, acondicionando recintos que originalmente no estaban destinados para almacenar inventario, ocupando el máximo toda la capacidad, estrategia que tuvo éxito ya que se ganó en capacidad dentro de una situación de estrés, sin embargo lo anterior no es el escenario más óptimo, ya que es más adecuado contar con un margen para operar que llegar al 100% de ocupación. La segunda estrategia tuvo por objeto asociarse con desarrolladores y brokers dedicados a la renta de bodegas, transmitiéndoles como operadores cierta flexibilidad al momento de considerar el factor estándar, es decir cumplan con las condiciones exigidas, al momento de asegurar nuevos espacios disponibles.

Hoy en día observamos un freno importante de las ventas de nuestros clientes, que ha provocado que el consumo del inventario dentro de las bodegas sea mucho más lento que el del año pasado, aumentando el stock de inventario, siendo el rubro electrónica y electrodomésticos uno de los más afectados, por su parte el rubro alimentos presenta un mayor dinamismo con una liberación de inventario más rápidamente. De aquí a fin de año los stocks probablemente no sufrirán grandes cambios.

Si el año pasado uno de los desafíos fue asegurar la operación ante la falta de superficie disponible, con un horizonte de acción más a largo plazo, hoy operamos con un horizonte de acción mucho más acotado, a causa de la incertidumbre que atraviesa el país y la baja de las ventas, con una falta de disponibilidad de espacio que persiste atribuida principalmente por la acumulación de inventario.