Buscar Propiedades

Opinión mercado de oficinas: Oltmann Ahlers, Vice President at Macquarie Group

Cuando la pandemia inició, el desafío fue trasladar los espacios de trabajo a la casa, en condiciones que eran no siempre las más optimas. A 2 años de haber afrontado esta situación, el nuevo reto es retornar a la oficina bajo nuevas condiciones. Se observa que las variables más importantes a la hora de invertir en el mercado de oficinas actualmente, es optar por dar prioridad a oficinas de alto estándar constructivo con


el fin de brindar un retorno que presente condiciones óptimas, logrando una transición más agradable, cuidando la salud física y emocional y tomando medidas anti Covid. En este sentido vemos que los principales movimientos de arrendatarios post pandemia son “flight to quality”, vale decir reducir espacios pero en mejores edificios con habilitaciones capaces de hacer atractivo el retorno de los equipos a las oficinas. En términos de vacancia, esto se traduce en que los buenos edificios, bien mantenidos van a estar bien, sin embargo, los que no logran diferenciarse van a tener que invertir en mejorar sus espacios.


Desde una perspectiva macro, Chile ha tenido dificultades y posiblemente las siga teniendo en el corto-mediano plazo. Sin embargo, nuestra perspectiva es positiva en el largo plazo, particularmente por el buen funcionamiento de las instituciones en comparación con otros países de la región. Este factor, combinado con la baja producción de oficinas que tiene Santiago para los próximos 5 años, entrega buenos fundamentos para seguir invirtiendo en oficinas de alta calidad. La pandemia ha probado que buenos activos en las mejores ubicaciones y con arrendatarios sólidos son tremendamente resilientes.
De todas formas, estamos muy atentos a los efectos globales de la inflación y el alza de tasas, lo que tiene un efecto directo en la valorización de los activos. Hasta que no se contenga, seguiremos viendo ajustes en los precios.


Finalmente creemos que Santiago es un mercado muy maduro, vemos que post pandemia estamos en tasas de vacancia bajo el 15%, lo que es sano en comparación con otras ciudades de la región donde las vacancias son de 25-30%