Buscar Propiedades

El Mercurio: Mercado de minibodegas sigue creciendo

Según un estudio de GPS Property, el e-commerce y la crisis por covid-19 han fortalecido la demanda por este tipo de espacios. Prevé, además, que seguirá creciendo durante los próximos años.

Durante los próximos meses, varios proyectos nuevos se incorporarán al mercado de minibodegas de la Región Metropolitana, rubro que se ha consolidado como uno de los más prometedores a nivel inmobiliario y que, además, se ha visto favorecido por el crecimiento del e-commerce y la irrupción de la pandemia del covid-19.

De estos proyectos, dos corresponden a “Aki KB”. Emplazados en Huechuraba y La Reina, se encuentran en su etapa final de construcción, cada uno de 5.000 m², aproximadamente. Destacan, también, el edificio de Mini Storage en Ciudad Empresarial (Huechuraba), que posee unos 6.000 m², y otros desarrollos que se distribuyen entre Huechuraba, La Reina, Lo Barnechea, Macul y Ñuñoa.

 Según el último reporte global de minibodegas de GPS Property, existe una disminución en la vacancia desde un 25,6% en noviembre de 2019 a un 24,1% de la superficie útil disponible para arriendo de este tipo de bodegas en el primer trimestre de 2020, indicador que —se proyecta— se mantendrá estable entre 22-28% en el corto plazo.

 El precio de arriendo de estos activos promedia 0,40 UF/m², lo que se traduce en una disminución de 0,01 UF/m² respecto del último período de 2019. Analizado por ubicación, destaca el sector oriente con la menor vacancia del mercado, mientras que la zona centro presenta la mayor desocupación.

Hechos clave

Dos hitos sobresalen como fundamentos principales. Por un lado, el crecimiento en la demanda para el resguardo de bienes frente a eventuales robos y saqueos durante y post crisis social. Segundo, el comportamiento del consumo por el covid-19, que está generando algunos cambios de tendencia en los clientes de minibodegas, haciendo más intensivo su uso.

Juan Eduardo Labbé, director ejecutivo de GPS Property, señala que existe una segmentación histórica muy relevante con dos grandes categorías, personas naturales con un 55%de la demanda, y empresas —principalmente pymes—, con un 45%. “Al estudiarlas, a raíz de la contingencia sanitaria, se esperaría una disminución de demanda en las personas por postergación de viajes y mudanzas. En tanto, las empresas que requieren estos servicios podrían aumentar, dado el incremento que ha experimentado el e-commerce. El aumento observado de compras online podría traducirse en una mayor demanda de empresas para poder mejorar su distribución y logística”.

 Asimismo, destaca que algunas empresas podrían reducir el tamaño de sus oficinas, cambiándose a espacios más pequeños, almacenando el exceso de bienes muebles en minibodegas hasta que se normalice la situación actual y se reduzca la incertidumbre.

 “La reinvención que han debido experimentar las pymes y emprendedores constituye una oportunidad para el formato de minibodegas, por la ventaja de encontrarse cerca del consumidor final, “lo que permite satisfacer de mejor manera la actual demanda por un servicio logístico de distribución óptima para esta nueva forma de venta online”, sostiene Julio Letelier, gerente comercial retail de Red Megacentro.

 Fuente: El Mercurio